Muchos la conocen por su influencia en las redes sociales, otros como esa monja con vitalidad que coge la cámara del móvil y se graba un vídeo comentando el Evangelio del Domingo, otros incluso la conocen porque es la monja más joven del Monasterio de la Santa Cruz en Sahagún.

Hoy nos acompaña en TESTIMONIO DE ESPERANZA. ¡¡Mañana celebrará su cumpleaños en la Comunidad, cumpliendo 24 años!!
Hermana Marta en el Jardín

La hermana Marta, lo tiene claro, Dios es el centro de su vida, con tan solo 18 años dejó todo por seguir al que le cautivó, enamorada de Jesús, ingresó en el Monasterio Santa Cruz de Sahagún donde desde hace más de cuatro años, ha consagrado su vida completamente a Dios. 

Su testimonio, cautiva, llena, pero sobre todo inunda de amor, amor de Dios, se reconoce «pasión de Dios» e invita a toda la sociedad a «ser testimonio de esperanza».

La religiosa, nos acerca de un modo muy especial hoy al «encuentro» con Dios, un Dios misericordioso. Tras haber realizado el retiro de EFFETÁ la hermana Marta nos expone el «maravilloso regalo» que es hacerlo. 

La Hermana Marta, siempre estuvo ligada a la Iglesia, nacida y educada en Ciudad Real, un día decidió dejarlo todo, para dedicar su vida a aquél que la enamoró y que lo sigue haciendo, la religiosa, es luz de esperanza y sobre todo esa «chispa» de ilusión y de dinamismo entre sus hermanas. 

Nos invita a seguir sin miedo a «Cristo» haciendo especial hincapié en los retiros de Effetá.

La Hermana también matiza que frente al «coronavirus» lo mejor es ser responsables, poner en manos de Dios la situación en la que vivimos y confiar en Él, también matiza que ahora es cuando la gente puede darse cuenta de la suerte que tenemos al recibir la «Eucaristía» y valorarla, valorar que sin Dios, estamos perdidos.


Marta, felicita especialmente a todos los sanitarios «que están cuidándonos» y a todas aquellas personas que tienen un trabajo que muchas veces no se valora ni se ve, como el de los celadores o los limpiadores. 

Escucha el programa completo, TESTIMONIO DE ESPERANZA, HNA MARTA GONZÁLEZ