Es una religiosa, no cualquiera, viste hábito blanco, sonrisa abierta y sobre todo mucha juventud y alegría que transmite. Su nombre es Nathalia Reyes Beltrán, aunque en las Dominicas de Nazareth, su congregación todos la conocen como Hermana Nathalia.
Hace unos años, su paso por España no dejó indiferente, pasó por el colegio Santa María la Blanca, junto a varias hermanas de su congregación, repartiendo mucho amor de Dios, pero sobre todo, evangelizando y sensibilizando con su ejemplo. En Montecarmelo, todos la recuerdan con mucho amor, pero sobre todo con muchísimo agradecimiento, desde padres, alumnos, profesores…

La Hermana Nathalia, nos acompaña hoy en Testimonio de Esperanza desde Colombia, su testimonio, no deja indiferente, nos cuenta como comenzó su vocación, pero sobre todo nos cuenta como Dios ha ido obrando en su vida.

En la actualidad es acompañante de novicias, de «Dominicas de Nazareth» en Bogotá, donde se encuentra la casa general y el noviciado. La Madre Nathalia, enseña y sensibiliza con su ejemplo, su entrega a Dios, le hace darse a los demás sin pedir nada, sonriendo siempre por donde va, e incluso en la llamada, ha mostrado su lado más optimista e incluso de pasión de Dios, pasión que con el paso de los años, no ha perdido.

«La juventud, para entregársela a Cristo», un regalo único. La hermana ingresó con tan solo 17 años a la congregación de la cuál hoy es una pieza fundamental, como acompañante de novicias, en ella recae el peso de acompañar, asesorar e incluso acreditar el acompañamiento vocacional y futuros votos de las religiosas que se postulan.

Hoy nos acompaña, compartimos con vosotros el testimonio de esperanza de la hermana Nathalia.

Entrevista COMPLETA PROGRAMA TESTIMONIO ESPERANZA, HERMANA NATHALIA REYES