Muchos de ellos tenían vidas totalmente alejadas de Dios, algunos en cambio conocían a Dios pero no tenían la fe como un referente primordial en su vida, hoy nos demuestran que lo que en estos retiros ocurre, es real.

Las personas que han pasado por un retiro de Effetá, han transformado su vida, la semilla queda plantada cuando aceptan libremente acudir al retiro, muchos de ellos por curiosidad, otros por necesaria necesidad.

Un retiro que como bien su nombre indica «Effetá» es para abrir el corazón, así se hace mención en varios documentos que los propios líderes de varios Effetá nos han hecho llegar.

No pueden contar nada de la dinámica que se realiza, les piden a todos que cumplan con la «reserva» un método para no romper la eficacia de lo que Dios hace en cada persona, así como para guardar la integridad de los componentes del retiro, las edades comprendidas para realizar este retiro, oscilan entre los 18 y los 30 años, un retiro para jóvenes y de jóvenes.

Hemos hablado con varias personas, todas ellas han realizado el retiro, nos muestran un «enamoramiento» claro hacia Dios, un Dios misericordioso y sobre todo cercano, algunos de ellos, ni siquiera lo concebían así. Hoy nos abren su corazón y nos cuentan qué es lo que han sentido en el retiro, que para muchos ha sido la semilla que está brotando en el camino para cambiar la vida que llevan/llevaban.

Hemos hablado con Christina, una joven de origen alemán que ha contado que «Effetá» ha sido un cambio muy importante en su vida», un cambio necesario y en donde se ha sentido querida y amada por sus compañeros y hermanos.

Por su parte Andy, un joven de 22 años, nos ha contado que «necesitaba» realizar el retiro, indicando sin duda alguna, que «Effetá» ha sido lo mejor que le ha pasado en su camino de fe y en su vida.

Nos ha dejado especialmente sorprendidos el testimonio de una servidora, Mafalda, quien caminó hace varios años, 4 años, los cuales ha empeñado en «servir» en los retiros, ella nos cuenta que el momento que más impacto le causó, fue cuando comenzó a servir, en un retiro su mundo se derrumbó, sintiéndose plenamente amada por «Dios» al cual señala como su «jefe» termino que varios de los entrevistados han usado . Sintiéndose así llamados a ser «soldados de amor» de Cristo.

Las personas entrevistadas, pertenecen a un retiro que se ha realizado recientemente en una parroquia de Villanueva de la Cañada.

Programa «FUTURO ABIERTO EN LA FE» Reportaje para escuchar