Pablo Hertfelder Garcia-Conde, es redactor, locutor y presidente de una entidad social, (Instituto de Politica Social Española), joven comprometido con el Bien Común desde hace varios años .

¿Qué hay de verdad en todo lo que nos han dicho sobre el Coronavirus?

La respuesta es muy sencilla, la situación en la que se encuentra España es crítica, debemos tomar en serio el problema y sobre todo concienciarnos. Desde el Siglo XIV no habíamos vuelto a tener una «pandemia», pero más allá de eso, hacia años que no había una crisis social tan clara.

Soy de las personas que cree que se está «desvariando más de la cuenta», el problema es mucho mayor en cuanto los medios de comunicación, le dan más bombo del que tiene, la solución quizás sea hacer caso a los expertos y quedarse en nuestras casas, venimos viendo que en Italia, la gente está alarmada,inquieta y sobre todo muy nerviosa, las medidas de prevención son pocas, deberíamos analizar cómo podemos cada uno de nosotros contribuir a que esta pandemia dure el menor tiempo posible.

Visto desde la fé, uno se llega a plantear muchas cosas, la primera es que «Dios» saca algo de todo esto, quizás debamos más que nunca abrazarnos a él, confiar en que él todo lo puede, no solo nuestras fuerzas hacen que todo sea posible, necesitamos de él. «Los tiempos difíciles traerán la depuración de los cobardes», que realidad más directa. Tenemos que confiar más que nunca en Dios, un Dios que no abandona jamás a su pueblo, somos su heredad.

Visto fuera de la fé, las esperanzas son pocas y el miedo mucho mayor. En estos momentos mucha gente se planteará serias preguntas sobre su existencia o sobre su futuro, sólo en Dios todo es posible. Debemos por tanto en vez de alarmarnos tanto, recurrir a él, que nunca abandona, vela por nosotros, rezando e incluso ofreciendo el miedo o sufrimiento.

No debemos perder la esperanza y sobre todo, no debemos dejar que el miedo se apodere de nosotros, pensemos que es una prueba de Dios y mantengamos nuestra fidelidad hacia él, ahora que tenemos más tiempo, meditemos, preparemos la semana Santa y sobre todo ofrezcamos nuestras vidas y obras por Cristo.

«Se acercarán años de tribulación, no temáis estoy con vosotros hasta el final de los tiempos»

Palabra de Dios

Dios no nos deja solos, no nos abandona, está presente en todo momento, los católicos debemos ser luz de esperanza para la sociedad, creo que es buen momento para evangelizar más que nunca y acercar su mensaje de amor a toda la sociedad, el mensaje de un Dios muy desconocido para muchos, preparemos su venida gloriosa, siendo mensajeros, apóstoles de Cristo Rey.

¡No tengáis miedo! ¡No nos abandona!