La casa de ‘GH VIP 7’ está en plena ebullición de nuevo con la entrada de Hugo Castejón. Y es que lo cierto es que su vuelta no ha hecho especial ilusión a ninguno de los concursantes de la casa de Guadalix de la Sierra, salvo a Adara, su única amiga en el concurso. La que peor está llevando el regreso del ex de Marta Sánchez es, sin duda, Mila Ximénez. La colaboradora de televisión no puede ni ver al economista por los continuos enfrentamientos que mantienen en el reality. Hasta un ataque de ansiedad le ha dado a la periodista del corazón en el confesionario.

«No puedo más con este tío. Esto se está convirtiendo en un auténtico infierno por su culpa», dijo Ximénez de Castejón. «Que no te vea llorar», le recomendó Flores a la ex de Manolo Santana. «No puedo creer que lo tenga otra vez aquí», confesó Ximénez a lágrima viva en el confesionario. «Por mucho peso que tenga, yo no tengo por qué hacer un trato diferente a Mila que a otras personas», aseguró Hugo.

No obstante, a la comunicadora no solo le vale con no dirigirle la palabra a Hugo, sino que pretende que nadie le hable durante su estancia en el programa. De hecho, tuvo un pequeño enfrentamiento con su gran amigo Antonio David Flores por hablar con él. «Me ha parecido como si me apuñalaran. No quiero que hables con él. Me duele porque eres mi amigo», le dijo Mila a Flores.