Denuncian que es un ataque frontal hacia la familia y el derecho a la vida, exponen que el gobierno socialista quiere imponer una ley que acabe con la demografía en España.

  • Así se hacen oír: el colectivo Pro-Vida, escandalizado por la nueva proposición de ley del aborto.
  • «Es fundamental, plantar cara y dar la batalla cultural, la familia, la vida son derechos que no debemos dejar de defender, nos toca salir a la calle y decir alto y claro, que no nos achantan»- afirman desde el Instituto de Política Social Española.
  • «Down España» ha solicitado al nuevo Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos que elimine la «discriminación por discapacidad» en la Ley del Aborto y suprima el supuesto que permite interrumpir el embarazo hasta la semana 22 siempre que exista riesgo de graves anomalías en el feto.
  • Varias asociaciones, Hazteoir, Profesionales por la Ética, Fundación Madrina, Instituto de Política Familiar, Provida España, One Of Us, CitizenGo… son las voces más escuchadas en contra del aborto en España.

Denuncian que en España, no hay compromiso por defender la vida, se hacen oír mediante recogida de firmas, concentraciones e incluso circulan autobuses, cuya finalidad es informar a la sociedad del «ataque» que hay contra la familia y los derechos más cuestionados por la «izquierda más radical».

Defensores del derecho a la vida hasta su muerte natural, se hacen oír mediante campañas que ellos mismos coordinan, buscando concienciar a la sociedad. Campañas que para el ala más progresista del catolicismo y de la izquierda, son «absurdas» e «innecesarias», mientras que para otros más conservadores, como el emérito Cardenal Rouco Varela, son campañas «muy necesarias» y que «hacen mucho bien a la sociedad».

Sus manifestaciones han tenido éxito desde los inicios del movimiento pro-vida en España, pues incluso políticos como Esperanza Aguirre o Jaime Mayor Oreja e incluso el mismo ex-presidente del gobierno José Maria Aznar, estuvo presente en una manifestación convocada por los de Hazteoir e Instituto de Política Familiar.

Sostienen que ninguna ley puede apoyar, aprobar e incluso incentivar la muerte,el presidente de Red Madre, Antonio Torres, asegura, por su parte, que pese a que «ninguna ley puede legitimar la muerte de un inocente».
También recordó que la manera más eficaz para evitar que una mujer se vea abocada a un aborto es apoyar a las madres vulnerables a las que «el conjunto del Estado abandona a su suerte, destinando a la financiación del aborto más de 34 millones de euros y menos de cuatro millones al apoyo de madres embarazadas en situación de vulnerabilidad». «Por eso desde Red Madre no nos cansaremos de pedir una ley de apoyo a la maternidad y a la mujer embarazada», afirma.

Proponen la creación de consejerías de familia e incluso un Ministerio de Familia, partidos como el liderado por Santiago Abascal, demuestran que se toman enserio al colectivo Pro-Vida, así lo indican varias de las propuestas presentadas ante la Asamblea de Madrid, mediante su diputada, Gádor Joya Verde, una médico que perteneció a la asociación Derecho a Vivir, perteneciente al grupo CitizenGo, de Hazteoir.
«…Vox propone crear una Consejería de Familia y Natalidad, con apoyo especial a las familias numerosas, ampliación de guarderías y una visión transversal «pro-familia» y «pro-natalidad». En España, interrumpir un embarazo es un derecho en las primeras 14 semanas de gestación. La formación de Santiago Abascal propone dar información y alternativas a las mujeres “con embarazos no deseados” para que “puedan evitar el drama del aborto”. Y añade que hay que “asegurarse de que ninguna de ellas reciba coacciones o presiones de su entorno que la obliguen a abortar…”. Propuestas como éstas sostienen en su programa electoral, propuestas que son un copia y pega claro del Instituto de Política Familiar y del Foro Español de la Familia, pues varias de las propuestas que presentan desde este partido, proceden de las medidas presentadas por éstas entidades.

 

Solicitan al gobierno del PSOE y Unidas Podemos que no menosprecien a las personas con discapacidad con su «ley del aborto».

Down España ha solicitado al nuevo Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos que elimine la «discriminación por discapacidad» en la Ley del Aborto y suprima el supuesto que permite interrumpir el embarazo hasta la semana 22 siempre que exista riesgo de graves anomalías en el feto.

Según ha indicado la organización que agrupa a 90 instituciones de síndrome de Down de toda España, la entidad saluda la constitución del nuevo Ejecutivo, liderado por Pedro Sánchez, así como la existencia de una Vicepresidencia de Derechos Sociales, y pide que adopte una serie de medidas «prioritarias» en materia de educación, empleo, investigación y aborto.
La organización considera «fundamental» que se elimine la «discriminación por discapacidad» en la actual legislación del aborto y ha argumentado que «Naciones Unidas ha alertado en varias ocasiones» respecto a esta cuestión.