El teniente general adelanta su salida por la «falta de sintonía» con Interior y tras la decisión del ministro Grande-Marlaska de fulminar al coronel en plena investigación judicial del 8-M.


El número dos de la Guardia Civil, el teniente general Laurentino Ceña, ha presentado su dimisión esta mañana al Ministerio del Interior tras el cese ayer del jefe de la Comandancia de Madrid, Diego Pérez de los Cobos, según han confirmado fuentes del instituto armado.

Ceña es el responsable de la Dirección Adjunta Operativa (DAO), el máximo cargo militar de la benemérita tras la directora general, María Gámez, la civil elegida por el ministro Fernando Grande-Marlaska en enero pasado para dirigir la Guardia Civil.

Fuentes de la institución han señalado que los motivos de la salida del oficial son la «falta de sintonía» con la cúpula ministerial y las «ultimas decisiones» tomadas por Grande-Marlaska, esto es, el cese fulminante de Pérez de los Cobos por «pérdida de confianza».

Detrás de esta decisión está el informe incriminatorio presentado la semana pasada por la Policía Judicial en la causa bierta contra el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, por un delito de prevaricación. Pérez de los Cobos era el jefe de la Comandancia de Madrid, bajo la que está adscrita la unidad que lleva la investigación por orden de la juez Carmen Rodríguez-Medel.

Las desavenencias surgieron por la negativa del coronel a dar información a sus superiores sobre la presentación de dicho informe y la marcha de las pesquisas. Tras conocer la destitución de Pérez de los Cobos, la titular del Juzgado de Instrucción 51 de Madrid mandó un escrito a Interior en el que advertía de que actuaría si se confirman las razones de esta decisión del ministro, ya que, recordó, la Policía Judicia tenía orden de informarle solo a ella de la evolución de la investigación.

La salida ahora de Laurentino Ceña agrava la crisis abierta entre la Guardia Civil e Interior. Ayer el coletivo profesional que representa a los mandos criticó con dureza en un comunicado la destitución de Pérez de los Cobos, quien fuera coordinador del dispositivo para impedir la celebración del referéndum ilegal del 1 de octubre en Cataluña.

El teniente general Ceña tendría que haberse jubilado el pasado 23 de marzo al cumplir 65 años, pero acordó con Interior permanecer en su cargo hasta el próximo 2 de junio. Por lo que ha tomado la decisión de irse antes de la fecha pactada.